*Chatters, twitteros, administradores de Fotolog o Facebook... son todas ocupaciones surgidas de las numerosas comunidades virtuales.
En un futuro no muy lejano, un hijo podría pararse frente a sus padres para anunciar su vocación: “voy a ser twittero”. Por más raro que suene el puesto, la persona podrá trabajar desde su casa, y ganará a partir de 1500 pesos por mantener actualizado el Twitter, o perfil cibernético, de su empleador. Y ésta es sólo una de las nuevas profesiones que proliferan gracias a Internet y a la diversidad de las comunidades online.

Según un artículo publicado por el diario Clarín, las nuevas profesiones que derivan del uso ocioso de Internet permiten que trabajar desde el hogar como “moderador de foro” (alguien que se dedica a bajarle el tono a las conversaciones que se tornan violentas o inapropiadas), “chatter”, que se dedica a “ponerle onda” a los foros cuando decaen, o “buzz marketer”, que se encarga de introducir en las conversaciones productos por medio de enlaces o videos.

Los requisitos indispensables tienen poco que ver con la formación académica y más con la experiencia en “líneas de ocio” cibernéticas, como Youtube, Fotolog o Facebook. El trabajador debe ser alguien creativo, de menos de 40 años, carismático y con una mecanografía rápida para responder prontamente a las necesidades de su trabajo, como introducir temas u opinar en un foro bajo varias identidades al mismo tiempo. El perfil de este tipo de trabajadores es dinámico y está siempre al tanto de las nuevas utilidades de Internet.

Además, existen los escritores de perfiles cibernéticos para Blogs, los administradores de Fotolog y de aplicaciones de Facebook y los “retocadores de fotos”. Aunque todavía están en la informalidad, estas nuevas ocupaciones cibernéticas se pagan entre 1500 y 2500 pesos, y las jornadas laborales duran entre 4 y 9 horas. Algunos incluso pueden trabajar sin moverse de sus casas, aunque sea sin una computadora de última generación o banda ancha e Internet.

Por ahora, el “marketing virtual” no tiene master propio, pero en un futuro podría volverse un estudio universitario, como pasa usualmente con los oficios que se vuelven profesiones. Por ahora, ser autodidacta está a la orden del día y cuanto más activo y actualizado esté el “asesor de bloggers”, mejor.