Télam
Télam
* Irá a las 9 de la mañana a saludar a los familiares del ex presidente.

La jefa de Estado Cristina Kirchner finalmente concurrirá mañana por la mañana a la casa de la familia de Raúl Alfonsín para llevarles sus condolencias, luego de no haber podido participar de los funerales del ex mandatario por su participación en la Cumbre del G-20 en Londres.



La mandataria había anticipado su regreso a Buenos Aires para este viernes saludar personalmente y trasladarles sus condolencias a los familiares de Alfonsín, pero finalmente se decidió aplazar el encuentro, que en un principio se realizará mañana a las 9:00.



Desde las primeras horas de la tarde permaneció apostada una gran cantidad de cronistas y móviles en la puerta del departamento de la familia Alfonsín esperando la llegada de la mandataria, pero la visita finalmente se pospuso.



El jefe de Gabinete, Sergio Massa, mantuvo durante todo el día contactos con Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido líder radical, para ultimar los detalles de la visita.



En ese marco acordaron realizar mañana el encuentro, que se llevará a cabo en el departamento de la familia Alfonsín de la calle Santa Fe al 1600, en el barrio porteño de Recoleta.



Cristina Kirchner arribó este viernes a la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza, procedente de Londres, y durante gran parte de la jornada se especuló con que la mandataria visitaría por la tarde a los allegados del caudillo radical, algo que finalmente no ocurrió.



La Presidenta se encontraba fuera del país al momento de la muerte de Alfonsín y tampoco pudo llegar a la ceremonia de entierro de los restos del ex mandatario, debido a que estaba participando de la Cumbre del G-20 en la capital inglesa.



Al conocer la noticia del fallecimiento de Alfonsín, Cristina Kirchner decidió adelantar su regreso al país, por lo que suspendió reuniones bilaterales que iba a mantener con sus homólogos de Australia, China y Sudáfrica.



Este jueves, desde Londres, Cristina destacó la figura de Alfonsín y enfatizó que el líder radical "simboliza el advenimiento de la democracia" en la Argentina.



Además, remarcó que tuvo "el placer de compartir el último acto público" del que participó Alfonsín, en octubre pasado en la Casa Rosada, cuando se descubrió un busto en su homenaje.