EFE
EFE
*La madre y el recién nacido se encuentran bien de salud.
Una mujer dio a luz a un niño que pesó más de seis kilogramos y medió 65 centímetros en la región siberiana de Kémerovo, lo que supone el bebé más grande nacido en los últimos 20 años en esa zona, informaron hoy fuentes de la administración y del Departamento de Sanidad regionales.

"El bebé pesó 6 kilos y 170 gramos y midió 65 centímetros. Es el primer niño de la familia Linov. La madre, Marina, tiene 25 años y es ama de casa; el padre, Serguéi, de 27 años y con un negocio privado", señaló un portavoz de la administración regional.

Tanto la madre como el recién nacido se encuentran bien, aunque no recibirán el alta hasta al menos dentro de diez días, ya que el nacimiento se produjo por cesárea, explicó un representante del Departamento de Sanidad.

El año pasado, un bebé de 6,1 kilos de peso y 63 centímetros de altura nació en la ciudad de Jabárovsk, en el extremo oriente de Rusia.

En septiembre de 2007, en la región siberiana de Altái, una mujer dio a luz a Nadia, una niña de 7,75 kilos y 56 centímetros. Según los médicos, en la semana 33 del embarazo el feto pesaba ya 2,5 kilos.

La madre, sin embargo, no se inquietó en ningún momento, ya que de sus once hijos, el que menos pesó al nacer superaba los 4 kilos.

Según el libro Guinness de los Récords, el bebé más grande nació en Italia en 1955 con 10,2 kilos de peso.