Télam
Télam
* Pertenecen al grupo religioso Quiverfull y cuentan su vida en la web.
* "Los niños son una gran bendición de Dios", aseguran.
La familia Jeub, que pertenece al grupo religioso Quiverfull (evángelicos consevadores) está compuesta por los padres Chris y Wendy, y sus trece hijos: Cynthia, Lydia, Zechariah, Isaiah, Micah, Noah, Tabitha, Keilah, Hannah, Josiah, Joshua, Havilah and Priscialla.

Pese a ser ya tantos, no descartan tener más hijos, y afirman que serán "felices de tener más si Dios quiere".

La familia cuenta con su propia página web en Internet, donde expresan entre otras cosas, sus fuertes creencias religiosas, aunque admiten que a pesar de que su "fe es fuerte" tienen que luchar contra la incomprensión de los demás en muchas ocasiones.

Aseguran que en su casa "no hay nunca un momento aburrido", ya que "la vida con dos hijos adultos, un adolescente en casa, ocho más pequeños y los gemelos, hace que la vida sea la mayor de las aventuras".

Además, en la web muestran cantidad de fotografías y vídeos de la familia, sus excursiones, sus apariciones en los medios de comunicación o sus experiencias personales, como el cumpleaños número 17 de su hija adolescente o la muerte del perro de la familia.

Los Jeub también tienen su propia gama de productos, que incluye libros de cocina, de dietas, o de consejos a los padres, y vídeos explicando su experiencia y cómo educar a los hijos.