* La mujer, de 46 años, fue declarada culpable de "abuso sexual reiterado" contra el chico de 12, al que además le hizo creer que estaba embazada.
Una profesora chilena que sedujo a un alumno de 12 años podría ser condenada de 15 años de prisión tras haber sido declarada hoy culpable de abuso sexual reiterado por un tribunal de Santiago, informaron fuentes judiciales.

Quince años de prisión es la pena que la Fiscalía pidió para María Eugenia Darrigrande Moreno, una maestra de 46 años que entre septiembre y noviembre de 2007 mantuvo relaciones sexuales con S.A.J.S., uno de sus alumnos del sexto año básico de un colegio del sector santiaguino de Recoleta.

Las relaciones ocurrieron en el departamento de la profesora y en el propio colegio, según el fallo del II Tribunal Oral en lo penal de la capital chilena.

Los jueces determinaron que mientras la acusada era Profesora Jefe del 6° año básico A y Jefe de Unidad Técnica Pedagógica del citado establecimiento educacional, "realizó actos de significación sexual consistentes en besos en la boca a su alumno, tocaciones en su cuerpo y penetración vía vaginal del menor a la imputada".

Durante el juicio, la mujer admitió haber mantenido relaciones sexuales con el menor y aseguró que en un momento vio al escolar como su pareja y que llegó a enamorarse de forma platónica.

La maestra justificó su actuar diciendo que en ese momento padecía de angustia y depresión debido a problemas personales, mientras la Fiscalía dijo que para mantener a su lado al niño la mujer le hizo creer que estaba embarazada.

También le dijo que tenía amigos que matarían a su familia si el menor la abandonaba y que ella también se mataría, según el expediente del caso.

La Fiscalía fundamentó su petición de una pena de 15 años en el hecho de que la profesora era una figura de autoridad frente al menor, mientras la defensa argumentó que ella estaba realmente enamorada y por ello no hubo dolo en sus actos.

El niño, que declaró en el juicio a través de un circuito cerrado de televisión, planteó que la relación comenzó en agosto de 2007 y que entre septiembre y el 23 de noviembre de ese año mantuvo relaciones sexuales cada viernes con la profesora.

"Siento que me destruyó la vida. Al principio me sentí culpable, pero después, con ayuda sicológica, no. Incluso me amenazó con que si yo contaba lo ocurrido, iba a matar a su familia y que se iba a matar ella", señaló el menor.

La sentencia del juicio se dará a conocer el próximo 17 de septiembre, dijeron fuentes del tribunal.