*Ocurrió en Ezeiza, provincia de Buenos Aires. El animal quedó ciego y en carne viva. Tenía el 70% del cuerpo quemado.
*Las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.
Un hombre prendió fuego con nafta a un perro de la calle y lo dejó ciego y en carne viva. Al ver lo que le ocurrió al pequeño “Benet”, varios vecinos de Ezeiza comenzaron a solidarizarse con el animal, según informa el diario Crónica.

Hace diez días, un hombre llamado Ricardo Eckerdt amenazó con prenderle fuego a Benet porque le molestaba verlo por todas partes. “Sabemos que es un hombre violento, pero nunca pensamos que fuese capaz de semejante crueldad”, dijo una de las vecinas del barrio La Unión de Ezeiza, donde, desde hace 15 años, el perrito de la calle se paseaba con total libertad.

Un día, Ricardo llamó al perro, quien se acercó moviendo la cola, sin sospechar que ese hombre lo iba a rociar con un bidón de nafta. Después, el hombre acercó un encendedor y le prendió fuego.

“La mayor parte de la nafta se la tiró en la cara”, comentó otra vecina. Benet, en llamas, salió corriendo y una mujer del barrio lo pudo apagar con una toalla.

Sin embargo, como la mayor parte de la nafta fue rociada sobre su rostro, el perrito quedó ciego y tuvo que sufrir la amputación de sus orejas porque estaban totalmente quemadas.

Cuando los vecinos llevaron al animal al veterinario, el Dr. Néstor explicó que tenía un 70% del cuerpo quemado y que era importante cuidarlo. Entre los vecinos se arreglaron para comprarle las cremas y uno de ellos le proporcionó a Benet una cucha.

Además, los vecinos crearon un sitio en la red social Facebook, “Ayudemos a Benet (perrito prendido fuego en Ezeiza)”, donde ya hay casi 2.900 personas que se solidarizaron con la causa.