DyN
DyN
* Quedaron a disposición del ministerio de Educación, que tendrá que resolver el caso.

Los adolescentes que fueron filmados en un video manteniendo sexo oral en un baño de la escuela a la que asisten fueron separados del establecimiento y quedaron a disposición del ministerio de Educación de San Luis, que tendrá que resolver el caso.



La directora del Centro Educativo Santiago Besso de la ciudad de Merlo, Nora Costamagna, dijo a DyN que los alumnos fueron "separados de la institución momentáneamente hasta que el ministerio resuelva la situación".

El Coordinador Ministerial, Enzo Vieyra, sostuvo "se le ha aplicado una sanción de acuerdo a lo que estipula el propio reglamento de la institución y han sido separados". "Se trata de una suspensión hasta que el ministerio tome una determinación sobre la medida adoptada por la institución", dijo Costamagna.



La directora general de la escuela aclaró que "todas las actuaciones se han girado hacia el ministerio, vía supervisión".



Al parecer, las autoridades educativas avalan el accionar de la dirección de la escuela, por lo que se estima que al menos los estudiantes tendrán que cambiar de establecimiento.



La directora consideró que la actuación de los jóvenes era "una afrenta a la institución".



Costamagna indicó que "la decisión de todo el cuerpo docente es de separarlos de la institución, para preservar la integridad de los menores involucrados. Es lo que se analizó, es lo que se discutió en una jornada con los docentes". Consultada si la decisión puede perjudicar a los adolescentes, que tendrán que irse a otra escuela, Costamagna dijo que "justamente por eso se preserva la identidad de los alumnos y no es una razón para que el día de mañana, cuando se reinserten en una institución, pueda ser tomado en cuenta, porque ni siquiera quedaría dentro de su expediente".



"Tampoco es la voluntad de la escuela de dejarlos totalmente sin escolarización. Nuestra intención no es que estos chicos no puedan terminar su secundario, para nada", acotó.



La directora sostuvo que "lo que simplemente se aplica es una sanción, por el hecho en sí, como se desarrollaron las cuestiones, por considerárselo una afrenta a la institución. Son muchos los motivos, no es para hacer un análisis tan frío, como por allí suele darse".



En relación a los alumnos que difundieron el video por el portal YouTube, Costamagna dijo que la escuela trabaja para determinar "quiénes fueron los que se encargaron de la distribución y posterior subida a Internet. Esa es la parte más difícil de la investigación. Eso no está cerrado todavía".



La filmación se realizó al parecer el miércoles 30 de setiembre y luego fue distribuida por teléfonos celulares, hasta que finalmente uno de los alumnos que recibió las imágenes las subió a Internet.



La directora también pidió ayuda a los padres para detectar el manejo de material pornográfico por parte de los menores de edad que suelen mostrarlo en las escuelas a sus compañeros con teléfonos celulares.



"Eso es algo en lo que nos tienen que ayudar los papás, tienen que detectarlo ellos. Los profesores no pueden estar revisando el contenido que tengan dentro del celular y muchas veces no tienen los conocimientos necesarios de la tecnología de los celulares, cosa que los chicos lo manejan muchos mejor que los mismos docentes y que los mismos papás", remarcó.