*

09 de octubre de 2009 - 13:20

Las 10 mejores parrillas porteñas

*Adónde ir a comer buena carne por poca plata. Entrá y mirá.
Parrilla

Hay dos tipos de parrillas. De un lado, las parrillas prolijas, onda estancia, con mozos calmos y bilingües y chorizos que salen 28 pesos. Del otro lado, las parrillas de barrio, con mesas de plástico, manteles de papel, mozos que corren de un lado al otro, una variedad de ensaladas que no pasa de la mixta y una carta de vinos con no más de cinco opciones. Ahí los pedazos de carne son contundentes, se sirven en bandejas de aluminio bastante abolladas y nadie tiene vergüenza en pedir escarbadientes luego de comer.

Está clara la diferencia, ¿no? De un lado, las parrillas de Puerto Madero y de Palermo, donde te sacan la cabeza por un bife. Del otro, las parrillas para gente común, donde podés ir cualquier día de semana con la seguridad de que vas a comer bien y gastar algo razonable ¡Esas son las parrillas que nos gustan! De todas, elegimos estas 10.

1. Parrilla El 22
En El 22 no se come. Se morfa. Mucho y barato. Todo en un ambiente futbolero, con partidos en la tele y posters de San Lorenzo en las paredes. Para ir con amigos, nada mejor. La entraña y el lomo son apuestas seguras. Los demás cortes a veces salen buenos y otras no. Todo se compensa: Vasco Viejo con soda, fritas a la provenzal y de postre, el clásico flan mixto sobre el que no tiene sentido hablar. Simplemente ir y comerlo. Perdón, morfarlo.
Jufre 1085 esq. Godoy Cruz, Villa Crespo / T. 4775-8608

2. El Desnivel
Lo que importa es la carne y la onda del lugar. Por eso en El Desnivel a ningún cliente se enoja por el maltrato de los mozos. Con un toque Indie por los extranjeros que la frecuentan, sigue siendo una parrilla de barrio clásica, con provoleta, asado de tira y bife de chorizo bien hechos, con una relación precio calidad sana para la zona. Los vinos, llegan medio tibiones, pero es parte del encanto. Pedí hielo, sodealo y ponele onda, que en acá el ambiente es la clave.
Defensa 855, San Telmo / T. 4300-9081

3. Lo de Mary
Un bodegón con botellas de vino hasta el techo, y donde la soda viene en sifón. El parrillero es un tipo de oficio, que desde hace años transpira la camiseta a la vista de todos, mientras despacha la entraña en el punto justo, los chinchulines crocantes, y todo en porciones generosas. Para ir un día de semana con ganas comer carne, ya que las ensaladas son tan austeras como el trato de los mozos. Sólo efectivo.
Humahuaca esq. Acuña de Figueroa, Almagro / T. 4864-8033


 


Conocé más parrillas haciendo click acá

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota