*

10 de noviembre de 2009 - 07:06

La medida de la cintura, afirman, es más importante que el peso

*Conocé la dieta que te propone correr la balanza a un costado... y recuperar tu figura.
Tuadieta
Dieta

El peso es uno de los números que más afecta nuestra autoestima y al que solemos vigilar para estar sanos. Sin embargo, los especialistas Michael Roizen y Mehmet Oz, autores del libro You on a diet -“Tú a  dieta. Manual de instrucciones para reducir tu cintura”-, publicado por Grijalbo, le dan más importancia al centímetro que a la balanza:

“Nuestra sociedad parece tan obsesionada por los kilos como lo está por las separaciones de las celebridades, pero ya es momento de cambiar tu manera de pensar: ciertos estudios han demostrado que la circunsferencia de tu cintura, y no tu peso general, es el indicador más importante de mortalidad relacionado con el exceso de peso”, dicen en su libro.

Y si bien proponen un plan en el que obviamente se pierden kilos, buscan hacer foco en el número que mide la cintura.

Para saber cómo andás de cintura –y de salud, en consecuencia-, lo único que necesitás es un centímetro flexible de costurera: medí la circunsferencia de tu cintura a partir del ombligo, manteniendo siempre la cinta paralela al suelo.

Para tener una salud óptima –dicen los autores de “Tú a dieta”- la medida ideal de cintura en una mujer es de 81 centímetros –al llegar a los 92.5 se incrementan los riesgos de salud-. Para los hombres, la medida ideal es de 87.5centímetros. y el riesgo se incrementa a partir de los 100 centímetros

El libro propone una dieta de 14 días y el primero sería así:

1. Camina: Treinta minutos. Caminar, tanto si lo haces a solas, con un amigo, con tu perro o alrededor de la mesa del comedor te proporciona tu primera dosis de éxito físico. Camina todos los días treinta minutos y establecerás los fundamentos conductuales y motivacionales para la dieta.



2. Estírate: Haz de tres a cinco minutos de estiramientos después de caminar. El estiramiento mantiene tus músculos tersos y flexibles para evitar las lesiones y además te ayuda a concentrarte y a lidiar con los antojos.



3. Limpia tu heladera: Con el fin de hacer espacio para toda la comida buena que estás a punto de comprar, es momento de liberar tu cocina. Lee las etiquetas y desecha los alimentos que contengan alguno de estos ingredientes: azúcar simple, grasa saturada, grasa trans, harinas enriquecidas y todas las harinas que no sean 100% de grano entero.



4. Ve a comprar comida: La primera semana harás una compra mayor para adquirir los productos esenciales.



5. ¡Come! Por ejemplo:

Desayuno: Café con leche con 1 rebanada de pan integral tostado
Media mañana: Yogur descremado
Almuerzo: Ensalada con 100 gramos de pechuga de pollo, vegetales varios y seis nueces picadas
Media tarde: 15 gramos de nueces con una banana
Cena: salmón con arroz integral

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota