*La actriz aparece en su faceta más cotidiana: fumando, tomando vino y con menos glamour, pero el mismo encanto.

Esta semana se subastarán en Internet los derechos de autor de un video casero en el que aparece la mítica actriz de Hollywood Marilyn Monroe fumando, tomando vino y "pasando el tiempo" junto a sus amigas, en una faceta mucho más íntima y relajada de la sex symbol.

Rubia, glamorosa y enigmática, Monroe siempre atrajo la mirada de hombres y hasta de mujeres que intentan emularla, pero, según informó el sitio de la CNN, en este nuevo video se ve a la mujer hogareña y relajada que existía detrás del mito, ¿a la verdadera Norma Jeane Baker?


 


El video fue encontrado por un aficionado llamado Keya Morgan, quien lleva años coleccionando objetos de la actriz e investigando sobre las causas de su muerte. La película dura unos cuatro minutos, no tiene sonido y los colores están desvaídos, pero se ve nítidamente a la actriz fumando, riendo y tomando vino en una reunión con sus amigas.


 


Morgan supo del video porque un ex agente del FBI le habló de él durante una entrevista que le hizo para su documental, "Marilyn Monroe: homicidio en la calle Helena". El precio que desembolsó el hombre fue de 275 mil dólares, porque era "muy raro", según explicó.


 





 


"Es un lado de Marilyn que nadie vio jamás. Es la Norma Jeane privada, la chica, y no Marilyn Monroe, la estrella de cine", comentó Morgan. Actualmente, los derechos de autor de la cinta son propiedad de una mujer que se identificó únicamente como Gretchen, quien estuvo en el encuentro y lo grabó.


 


La película fue hecha en los cincuenta, durante un encuentro privado en la casa de unos amigos de la actriz. "Simplemente estábamos pasando el tiempo", recordó la mujer 50 años más tarde. Hasta este momento, sólo los investigadores del FBI habían visto el material.


 


En 1962, cuando encontraron a Monroe sin vida junto a un frasco de pastillas vacío, se estableció que había sido un suicidio. Sin embargo, la hipótesis de un asesinato nunca dejó de revolotear la escena, y de alimentar al mito.