La modelo se tomará un tiempo para probar suerte como polista en el equipo femenino que está armando una amiga.

Si hay algo que se puede decir de Karina Olga Jelinek es que es muy emprendedora: a su carrera de modelaje y su línea de carteras se le suma ahora su nueva afición, el polo. Al parecer, la morocha decidió dejar de lado las pasarelas para incursionar en el deporte hípico.

A propósito de su nueva profesión, Jelinek recibió un regalo muy especial el viernes pasado, cuando festejó su cumpleaños rodeada de amigos en el hotel Faena: un taco número 52, hecho a medida y con su nombre grabado.

"El regalo fue muy pensado, porque desde hace algunos días tomé una decisión importante: a partir de ahora voy a ser polista", anunció la modelo al sitio Puro Show. Jelinek, de 29 años, entrará al equipo de polo femenino que una amiga suya está intentando formar.

"Ella me dijo que le encantaría que yo estuviese en ese team y a mi me entusiasmó mucho la idea", contó la modelo, quien además aseguró que lo que le falta en experiencia, le sobra en aptitudes. "Yo sé cabalgar desde chiquita, ¡y lo hago muy bien!", aseguró.

"Esa es la base para poder jugar al polo", convino Jelinek. La meta está establecida: "Desde ahora, cada uno de los fines de semana que no trabaje me voy a ir al campo de mi amiga que queda en Chascomús para practicar taqueo", anticipó.


 


"Quiero tomar clases con ella y probarme de cara a debutar en el equipo femenino", prometió Jelinek.


 


Modelo, empresaria, ¿y ahora polista?