La estrambótica vedette dejó los escenarios en medio de un escándalo y ya piensa en un cambio de carrera.

Hace meses que Zulma Lobato no logra gran exposición mediática, por lo que la vedette travesti declaró esta mañana que ya está pensando en un cambio de ocupación si su carrera no revive.


 


Después de declarar que el ambiente de la televisión la trató de manera “ingrata” y que todos ahí “son muy desagradecidos”, la travesti vedette decidió que no le pagaría con la misma moneda a sus seguidores: “Quiero hacer una fundación con mi nombre, que ayude a los necesitados como lo hacía Evita”, reveló en el programa “AM”.

“Espero que el público no me abandone”, comentó Lobato, y apeló al espíritu popular del movimiento para hacer su primer reclamo: “Quiero que salga a pedir respuestas de por qué no estoy en televisión”.

Puede que la fama de Lobato esté hoy en duda, pero al parecer no se le terminaron las ideas. “Yo quiero hacer ‘Almorzando con Zulma Lobato’, sería un golazo. No sé cómo no se dan cuenta”, se preguntó. Quizás ella sí invitaría a Ricardo Fort a su mesa, ya que la anfitriona del canal América se niega rotundamente.

“Sino voy a tener que salir a trabajar en un cabaret como Silvia Süller, porque tengo que pagar las cuentas y no puedo”, confesó Lobato, quien se hizo conocida por cantar su versión del tema “Resistiré” vestida con las plumas de otra vedette travesti en el programa de Anabela Ascar.

De no tener éxito con su fundación homónima, ni logra tener sus propios almuerzos televisados, Lobato sabe que siempre le queda volver a ser performer: “Süller se lleva sus buenos pesos por noche”, tiró.