Es el primer caso en el país donde la Justicia restringe el manejo de las redes sociales.
Un juez mendocino ordenó a Facebook que se abstenga de publicar los grupos creados por menores de edad que promuevan el faltar a clases. El magistrado hizo lugar a un recurso de amparo presentado por una ONG. Es el primer caso en el país donde la Justicia restringe el manejo de las redes sociales.

En el fallo, el juez Alfredo Dantiacq Sánchez le exigió también a la red social que desactive todas las iniciativas que armen menores de edad y que impliquen un daño para ellos o para terceros, según publicó hoy el diario Los Andes de Mendoza.

El texto aclara que sólo tiene injerencia en los contenidos que sean enviados o recibidos por menores que se encuentren en la provincia de Mendoza.

El viernes pasado, la ONG mendocina de defensa al consumidor “Protectora”, presentó un recurso de amparo para evitar que se sigan promoviendo las rateas a través de las redes sociales, tras el gran faltazo del 30 de abril en la provincia, que motivó la creación de diversos grupos llamando a no ir a clases en varias fechas.

“Estamos viajando mañana o pasado (por hoy o mañana) a Buenos Aires para notificar a la empresa”, indicó Mario Vadillo, miembro de la ONG.

Vadillo contó que presentaron el recurso tras haber recibido varios reclamos de padres preocupados por el alcance que pudieran tener estas convocatorias, que ya trascendieron los límites de la provincia y del país.

"Hicimos una pequeña investigación en base a las denuncias y vimos que la empresa estaba incumpliendo ciertas leyes, en cuanto reviste peligros para la salud o integridad de sus usuarios. No pueden haber muros que publiciten golpear a los pelirrojos o exponer que 3.000 chicos estén en la calle, expuestos al peligro, en lugar de la escuela", argumentó Vadillo.