Quiere probar que la voluntad humana puede más que las limitaciones físicas.

Un hombre que perdió sus brazos y piernas se lanzó hoy al Canal de la Mancha con la intención de cruzarlo a nado desde la localidad inglesa de Folkstone hasta su patria, Francia.


 


Un poco antes de las seis de la mañana, el francés Philippe Croizon ya estaba enfundado en su traje de neopreno y tenía puestas sus antiparras, el equipo necesario para enfrentarse con las heladas aguas del Canal de la Macha, que divide las islas británicas del territorio continental de Francia.


 


El hombre se zambulló en una aventura que toma especial significado ya que sería el primer nadador sin brazos ni piernas capaz de cruzar el canal, informó el sitio La Patilla. "El clima es bastante bueno, aunque hace un poco de viento", consideraron los allegados del hombre al verlo partir.


 


Croizon, de 42 años, sufrió un accidente en 1994 donde perdió gran parte de sus extremidades al caérsele encima una antena que le transmitió varias descargas de 20 mil voltios. Desde entonces, el hombre es un ejemplo de autosuperación, y afrontó el desafió de cruzar el canal con la ayuda de unas prótesis en forma de aletas.