*

10 de diciembre de 2010 - 14:32

YPF denuncia ataque a instalaciones en Chubut

Continúa el conflicto entre la empresa y los trabajadores petroleros.

La petrolera YPF denunció que "un grupo de encapuchados irrumpió en las oficinas de la compañía en Comodoro Rivadavia, Chubut, golpeó salvajemente al encargado de seguridad y provocó destrozos en instalaciones".


 


La denuncia se realizó en medio del conflicto entre la empresa y los trabajadores nucleados en el sindicato de jeráquicos de la actividad, que lleva varios días y afecta la producción y el almacenamiento de petróleo crudo en la zona.


 


Los gremialistas denuncian que la empresa "no cumple" con un convenio colectivo de trabajo firmado hace un mes, lo que provocó medidas de fuerza en Chubut y Santa Cruz.


 


A través de un comunicado se detalló que "los agresores ingresaron en la sede administrativa de YPF en las primeras horas de esta mañana con la intención de prohibir el acceso u obligar a salir al personal que permanecía en el lugar".


 


"Pocos minutos antes de las 12, se presentaron en las oficinas de Servicios Petroleros, también en Comodoro Rivadavia, y golpearon a otros dos empleados de la empresa", se indicó.


 


YPF repudió y rechazó "enérgicamente la metodología violenta y prepotente utilizada por supuestos miembros del Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional de Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral, que mantiene paralizada la actividad en le cuenca desde el 1 de diciembre, y continúa la toma de la planta Termap, de almacenamiento de crudo", se indicó.


 


Termap es una terminal de almacenamiento de petróleo crudo ubicada en Caleta Córdoba.
Allí concurren el crudo producido por YPF pero también por otras compañías, por caso PAE y Sipetrol, y desde allí se distribuye a las refinerías.


 


Al respecto se indicó que la planta esta tomada y aunque no afecta a corto plazo el abasto de combustibles a los centros urbanos por cuanto las refinadoras cuentan con reservas, la situación podría complicarse si el conflicto perdurara varios días.


 


En principio el conflicto derivaría de problemas en el encuadramiento gremial de los trabajadores -Jerárquicos versus SUPE-. Los hechos de violencia retornaron este viernes afectando los destrozos a oficinas administrativas y a almacenes de materiales.

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota