Los "teen angels" hablan de su actual situación sentimental y aclaran cómo es trabajar con un "ex".
Mariana Espósito y Peter Lanzani negaron, hasta la el hartazgo, su relación sentimental. Durante tres años, la dupla protagónica de “Casi Ángeles” evitó hacer público su noviazgo y hoy, en otro momentos de sus vidas, tienen que convivir con el trabajo 24/7 que implica la continuidad de la banda musical que se desprendió del programa.

Pero, tal como decía Fito Páez, el amor después del amor suele ser algo especial. En especial, claro, cuando “Lali” ya blanqueó una relación con un ex compañero de elenco, Benjamín Amadeo. Resta preguntarse, ¿cómo logran convivir en paz?

“Uno puede ser amigo de sus ex, ¿por qué no? Si la relación termina bien, no hay motivo para renegar de lo que pasó. Obviamente, siempre y cuando sea una relación sana”, arranca Lanzani en una entrevista concedida a la revista Gente.

Lejos de sufrir la convivencia, el ex galán de la tira asegura que hay buena onda entre ambos. “Por suerte, tengo buena onda y no mezclo el trabajo con los sentimientos. Tengo las cosas claras y sé separar uno de otros”, confió.

En un intento por repetir la fórmula “anti mediática” que la llevó a no blanquear su relación con Lanzani, “Lali” retoma el viejo hábito de evitar hablar de su vida privada cuando se la consulta por su nuevo galán.

“Yo no confirmé la relación, los medios lo hicieron. A mí no me cambia en nada, porque es mi vida privada y lo llevo con mucha tranquilidad”, aseguró la morocha.

En relación a la dinámica que implica pasar tantas horas del día y viajar de forma constante junto a un ex, Espósito es radical: “No es difícil. Somos profesionales. Los dos nos conocemos bien y por eso nos respetamos y nos queremos mucho”.

El cariño, al parecer, es mucho. “Los sentimientos perduran, es un amor especial. Todo lo que uno vivió con quien fue tu novia son cosas que nunca se olvidan”, concluyó el adolescente.