El delantero del Inter fue asaltado en Milán por hombres que escaparon en una moto. Le arrebataron un reloj que había mostrado en Instagram.

Mauro Icardi fue asaltado mientras estaba estacionando su auto cerca de la Arena Cívica de Milán. Los delincuentes le pidieron dinero y, como el delantero del Inter se resistió, le alcanzaron a sacar un costoso reloj marca Hublot que días atrás había mostrado con una foto en Instagram.

Más detalles en RatingCero.com.