El presidente bolivariano cumplió con su deber cívico y confirmó que se respetarán los resultados de los comicios para la renovación de la Asamblea nacional.
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, votó este domingo en las elecciones legislativas para renovar la Asamblea Nacional. Tras cumplir con su deber cívico, el mandatario aseguró que su gobierno acatará el resultado de los comicios.

"Venezuela envía el mensaje de que quiere paz, quiere democracia, quiere tranquilidad", aseguró Maduro en una conferencia de prensa después de votar en la escuela Miguel Antonio Caro, ubicada en el oeste de Caracas.

"En Venezuela prevalecerá la democracia y la paz, a pesar de los intentos reiterados de desestabilización promovido por partidos políticos de derecha con apoyo de factores externos", estableció el presidente bolivariano.

Maduro aseguró que los resultados de este domingo en las elecciones para renovar el Poder Legislativo serán "fundamentales para el desenvolvimiento de los próximos años en América latina, dado el factor del país como ancla fundamental en la región".

"No permitiremos que se vulnere el derecho del pueblo a su democracia, a su participación", lanzó el mandatario.

Maduro reforzó que su gobierno acatará el resultado de la jornada cívica de este domingo, por el que la oposición podría lograr tener peso en el congreso. "Lo que se expresa en las máquinas electorales es sagrado", apuntó el presidente.