Juan Román Riquelme, uno de los máximos emblemas de toda la historia de Boca, no quiso perderse su posibilidad de votar en las elecciones y, aunque lo hizo sobre la hora, llegó a emitir su voto como cualquier socio xeneize.
Pasadas las 17, vestido de azul y con gorra, el ex enganche se hizo presente en La Bombonera, donde los hinchas los recibieron como a un ídolo.

Riquelme llegó a las 17.20, 40 minutos antes del cierre de la elección, conmocionando a los socios que estaban en la zona, que se agolparon en torno al ídolo. Mirá su llegada:

Embed