La víctima fue un joven de 20 años que había amenazado a los primeros votantes que hacían fila desde temprano en un centro al oeste de Caracas.
Un joven de 20 años murió este domingo a las 6 de la mañana después de que le explotara en la mano la granada con la que había amenazado a las personas que hacían fila para participar de las elecciones en Venezuela.

El incidente se registró frente a la escuela Doctor Andrés Eloy Blanco del barrio 23 de Enero, una urbanización ubicada al oeste de Caracas, informó el sitio venezolano EfectoCocuyo. La víctima estaba acompañada por otros tres jóvenes que intentaron escapar de la Policía sin éxito.

Unas 2.291 personas estaban anotadas para votar en la escuela Doctor Andrés Eloy Blanco durante las elecciones legislativas que podrían cambiar la composición de la Asamblea Nacional de Venezuela, actualmente de mayoría oficialista.