Con la ilusión a flor de piel y una despedida a lo grande, el plantel de River Plate emprendió este domingo por la tarde el largo viaje rumbo a Japón, donde desde el 16 de diciembre disputará el Mundial de Clubes.
El plantel viajó a Japón en dos vuelos: el primero hará escala en Frankfurt y luego viajará rumbo al aeropuerto de Haneda, en Tokio; en tanto que el otro llegará a París y luego viajará rumbo al aeropuerto de Narita, ubicado en la capital japonesa.

En Tokio la delegación se alojará en el Hotel New Otani Makuhari, en Chiba; entrenará en el Akitsu Soccer Stadium, y viajará a Osaka el sábado 12. Allí, River permanecerá hasta el jueves 17 (realizará las prácticas en el J-Green Sakai), y ese día emprenderá viaje hacia Yokohama.

En esa ciudad, River se alojará en el Yokohama Bay Sheraton Hotel & Towers, y utilizará las instalaciones del estadio Kawasaki para entrenarse.

River jugará su partido semifinal el miércoles 16, a las 7.30 de la Argentina, aunque para conocer a su rival deberá esperar los resultados de dos partidos: Sanfrecce Hiroshima (Japón)-Auckland City FC (Nueva Zelanda), y el ganador de este encuentro ante el Mazembe de Congo.

El plantel emprenderá el regreso el lunes 21 de diciembre, en un vuelo de United Airlines que saldrá desde el aeropuerto de Narita, con escala en Houston. Los hinchas de River, a través de distintas vías, prometieron un gran recibimiento, sea cual fuera el resultado.