El secretario de Seguridad admitió que, tras las elecciones nacionales, el Partido Justicialista "se fracturó" debido a las "diferentes miradas hacia el futuro" que existen en sus dirigentes. Pidió hacer "un profundo análisis" de la derrota en los comicios.
El secretario de Seguridad, Sergio Berni, admitió que el Partido Justicialista "se quebró" tras la derrota en las elecciones nacionales y pidió hacer "un profundo análisis" de lo ocurrido en las urnas.

En declaraciones radiales, el funcionario explicó que el peronismo "se fracturó" como consecuencia de "las miradas totalmente distintas que hay entre sus dirigentes para seguir para adelante".

Embed
"Es una cuestión de mirada estratégica a futuro", argumentó Berni y sostuvo que sus dirigentes deben hacer "un profundo análisis" de lo sucedido.

En otro orden, se refirió a los eventuales incidentes que pudieran ocurrir en las inmediaciones del Congreso el 10 de diciembre y aseguró que ese día "no debería haber ningún desborde" ya que se reforzaron las medidas de seguridad.

"Trabajamos para que el traspaso de mando se haga en paz y tranquilidad", remarcó. Y agregó: "Queremos un diciembre tranquilo donde la gente esté pensando en la Navidad, el Año Nuevo y sus vacaciones".