A días de asumir su mandato, el presidente electo decidió echar por tierra dos importantes propuestas económicas que Cambiemos realizó durante su campaña. Prat-Gay y Triacca fueron los encargados anunciar las rectificaciones.
En plena campaña proselitista, Mauricio Macri prometió liberar las restricciones al dólar y eliminar el pago del impuesto a las Ganancias a los trabajadores. Sin embargo, a días de asumir la Presidencia de la Nación, dio marcha atrás sobre sus pasos y se desdijo de sus promesas.

Uno de los encargados de blanquear las intenciones de Macri fue el futuro ministro de Hacienda y Finanzas, Adolfo Prat Gay. El economista afirmó que el levantamiento del cepo prometido por el gobierno electo se concretará "cuando se vea que están dadas las condiciones" y anticipó que a "mediados de enero" convocará a un acuerdo económico y social a empresas y sindicatos para "ordenar las expectativas" de cara a las próximas negociaciones paritarias.

Embed
En ese sentido, Prat Gay aludió a "que haya nuevas autoridades en el Banco Central, porque levantar el cepo con las autoridades actuales sería bastante difícil", y también a la necesidad de que exista "una buena oferta de dólares para estar tranquilos".

En cuanto a las Ganancias, el propio Macri reconoció que "no se va a llegar a exceptuar el medio aguinaldo del impuesto", como habían adelantado desde su equipo económico.

Embed