El secretario general de la CTA afín al kirchnerismo, Hugo Yasky, adelantó este lunes que apenas asuma el nuevo gobierno se le reclamará al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, "algún tipo de asignación puente" hasta que se empiecen a discutir paritarias para compensar el aumento de precios que se produjo en las últimas semanas.
"Tiene que haber una compensación", sostuvo el dirigente gremial, quien insistió que "los aumentos que están habiendo son absolutamente desmedidos, injustificados y me parece que son un abuso contra los asalariados".

Por ello, dijo que "ni bien asuman las autoridades vamos a reclamar al ministro de Trabajo una convocatoria, tiene que pensarse en la manera de compensar" la pérdida de poder adquisitivo.

Consultado sobre la decisión del futuro gobierno de no eximir al medio aguinaldo del pago de impuesto a las Ganancias, Yasky concluyó que "evidentemente el anuncio que se hacía en la campaña electoral ahora cambió".

El titular de la Central de Trabajadores Argentinos aseguró que "no corresponde" que se descuente Ganancias del medio aguinaldo con el argumento de que debe tratarlo el Parlamento porque recordó que "hay antecedentes de que no se lo ha descontado en años anteriores".

Yasky estimó que el tiempo de gracia que gozará la gestión de Mauricio Macri de parte de los sindicalistas "va a depender del tipo de medidas que anuncie el gobierno, porque desde ya que si empieza a anunciar medidas que son sablazos, uno atrás del otro, para el bolsillo de los trabajadores", advirtió que habrá que "reaccionar de inmediato".

"Si el Gobierno, en cambio, opta por el camino de convocar a las organizaciones sindicales, consultarlas, generar espacios de diálogo y no iniciar medidas que signifiquen recortar derechos, golpear el bolsillo, evidentemente, nadie come vidrio. los tiempos van a ser otros", apuntó.

Respecto del parámetro del 28 por ciento para los aumentos salariales del año próximo, Yasky indicó que "hay que ver cuánto cierra la inflación del año y cuánto es el acumulado este último mes donde ha habido aumentos en la carne y la harina que están por encima de cualquier previsión y de cualquier justificación razonable".

Sobre la introducción de la "productividad" en las negociaciones salariales, el gremialista marcó que el hecho de que "lo mencione especialmente Triaca me hace pensar que hay un anuncio tendiente a querer relativizar el espacio de libertad con que se debe discutir en paritarias".

Al respecto, anticipó que "nosotros no vamos a aceptar ningún condicionamiento ni ninguna relativización del marco de libertad absoluta en que se tiene que dar la discusión con las cámaras empresarias". Preguntado sobre la reunificación de la CGT, Yasky dijo que "si es para un programa que beneficie a los trabajadores y que ponga límite a algunos de los excesos que ya se están anunciando en tema de medidas económicas del gobierno de Macri, esa es la unidad que sirve y la que queremos nosotros".

Acerca de las discusiones por el lugar donde se realizará el traspaso de tributos presidenciales, Yasky manifestó una posición en línea con la que sostiene el gobierno saliente al indicar que no tiene "ningún asidero la pretensión (de Macri) de trasladar el acto a la Casa Rosada como si fuera una feria ambulante".

Yasky también lamentó que el próximo gobierno trate de remover a la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó y al titular de la AFSCA, Martín Sabbatella, porque consideró que "es un mal indicio para un gobierno que todavía no asumió y que se quiere llevar la Constitución por delante".