El informe del Observatorio de Precios de la Secretaría de Comercio da cuenta del fuerte impacto que provocó en diversos rubros de consumo el anuncio anticipado del próximo gobierno sobre "la posibilidad de una futura devaluación, quita de subsidios, quita de retenciones y medidas similares que impactarán desfavorablemente en los salarios reales y en los precios".
Entre la primera semana de noviembre y la posterior a las elecciones del domingo 22, el Observatorio -organismo creado por ley en septiembre del año pasado- verificó aumentos de precios en los rubros Alimentos, Bebidas, Lácteos, Perfumería, artículos para la construcción y Medicamentos, en algunos casos superiores al 20 por ciento, sin que hubiera variaciones de costos que lo justifiquen, según el diario Página 12.

También hubo alertas sobre faltantes de insumos básicos y cambios en las condiciones de comercialización (formas de pago). Por otra parte, se señaló que los cambios en las listas de precios "varían de acuerdo a los canales de comercialización y al poder de negociación de cada una de las empresas proveedoras frente a las cadenas de supermercados, tanto minoristas como mayoristas", revela el informe titulado "Evolución de Precios y Cambio de Gobierno".

"Luego de casi dos años de desaceleración de precios y estabilidad, el proceso electoral alteró este comportamiento", señala el informe.

En ese sentido, el trabajo señala que entre la primera semana de noviembre y la posterior al domingo 22, "los anuncios realizados por el candidato de la oposición terminaron de instalar en los medios, en mayor o menor medida, la posibilidad de una futura devaluación, quita de subsidios, quita de retenciones y medidas similares que impactarán desfavorablemente en los salarios reales y en los precios".

Ese impacto se verificó en incrementos de materias primas y en bienes finales de consumo que, en el caso de alimentos, lácteos y perfumería, alcanzaron proporciones cercanas al 30 por ciento.

El artículo destaca que el estudio revela que "los anuncios de campaña de la oposición en cuanto a mercados agrícolas, como por ejemplo una baja en los derechos a la exportación, devaluación de la moneda y eliminación de la administración del comercio exterior, han tenido un claro y fuerte impacto en el precio de los granos y en el comportamiento de los productores, quienes ya han internalizado esos cambios".

Como consecuencia, señala el trabajo, "el precio interno de los tres granos más emblemáticos de nuestra producción (soja, trigo y maíz) reflejan estos cambios y se acentuaron a medida que la oposición aumentaba sus posibilidades de asumir el poder".