Luego de la intempestiva partida de Gabriel Milito de la dirección técnica de Estudiantes de La Plata, el presidente Juan Sebastián Verón negó un cortocircuito con el entrenador y también confirmó quién será su reemplazante.

Embed
En declaraciones radiales, Verón confirmó que Vivas, de única experiencia como entrenador en Quilmes, de donde se fue tras pelearse a golpes con un plateísta, será el nuevo entrenador, aunque aceptó que pensaba en su ascenso al plantel de Primera "mucho más adelante".

"Se precipitó porque no queremos perder ese hilo. Lo hablamos con Nelson, se lo preguntamos y tenemos plena confianza en tener continuidad", apuntó.

Además, negó que una pelea con Gabriel Milito haya sido la causa de la partida del entrenador tras conseguir la clasificación a la Copa Sudamericana. "A mí no me gustaría estar trabajando y recibir o que mi mujer reciba constantemente mensajes de gente no amenazando, sino volviendo siempre sobre lo mismo. Eso le pasó a Gabriel. Fueron un montón de cosas, pero es mejor informar que conmigo terminó peleado, porque tiene más color y vende más", afirmó.

Al mismo tiempo, reconoció que "por ahí veía venir" la renuncia de Milito, aunque confiaba en que cambie de parecer, admitió que le dio "rabia y tristeza" su salida de la institución, y destacó que entre ambos no le pudieron "ganar al contexto".

Por otra parte, dijo que la incorporación del delantero Lucas Viatri está "encaminada en un 90 por ciento" y en sentido contrario señaló que la partida de Gastón Gil Romero a River está "bastante avanzada" y que Estudiantes se desprendería del 60 por ciento del pase.

Finalmente, sostuvo que Leonardo Jara, pretendido por Boca, y Ezequiel Cerutti tienen chances de emigrar al fútbol extranjero, y deslizó que Hilario Navarro y Luciano Acosta no continuarán en el club para "darle espacio a los chicos de abajo".