Un futbolista fue alcanzado por una bala perdida en un tiroteo entre bandas en la esquina de Soler y Vucetich, a media cuadra de la comisaría cuarta de Paraná, en Entre Ríos.
La víctima es un jugador del club Instituto de la capital entrerriana, Diego Buschiazzo.

El agredido estaba realizando compras en un comercio de esa zona de la ciudad el lunes por la tarde noche, cuando recibió el balazo en el cuello. Fue trasladado de urgencia y fue intervenido quirúrgicamente.

"Estabamos entrando la mercadería para las fiestas, cuando de repente empezaron a los tiros: la gente corría para todos lados y una bala alcanzó a un cliente", dijo Martín Valdemari, propietario del comercio y testigo del incidente, en declaraciones a Canal 11. Y continuó: "Él se asomó a ver qué pasaba porque su señora embarazada lo esperaba en el auto estacionado en la esquina, y una bala le pegó en el cuello".

"Lo ayudamos a recostarse en el piso mientras seguía la ráfaga de disparos", recordó el comerciante. "Fueron entre tres o cuatro disparos, después hubo una pausa, y al toque se escucharon otros seis o siete tiros más", describió.