El hecho ocurrió en un negocio ubicado en el centro del partido bonaerense de Quilmes. La chica fue sorprendida por los dueños del comercio cuando trataba de llevarse mercadería.
Una mujer fue detenida luego de que mandara a robar a su hija de 7 años a un negocio del centro de la ciudad bonaerense de Quilmes.

La niña fue sorprendida por el dueño del comercio, ubicado en la calle Rivadavia al 400, cuando trataba de llevarse mercadería y enseguida contó que su progenitora la había mandado a robar.

El comerciante llamó al Comando de Prevención Comunitaria (CPC) de Quilmes y los efectivos que arribaron al lugar consiguieron detener a la mujer, de 46 años, en la esquina de las calles Alsina y Brown.

La mujer y su hija fueron trasladadas a la comisaría 1era. de Quilmes y la UFI 3 del Departamento Judicial abrió una causa penal por el supuesto delito de intento de "hurto agravado".