El tercero de los terroristas que cometió la masacre de la sala de conciertos durante los atentados en París el pasado 13 de noviembre, fue identificado. El ciudadano galo estuvo en Siria.
El diario francés Le Parisien adelantó hoy en su página web que se trata de Foued Mohamed Aggad, de 23 años, y que su identidad quedó establecida el pasado fin de semana después de que se hubieran hecho comprobaciones con el ADN de su familia.

Fuentes policiales citadas hoy por la emisora France Info explicaron que es originario de Estrasburgo, en concreto del conflictivo barrio de Meinau -su familia procede de Marruecos-, y que había viajado a Siria a finales de 2013.

Le Parisien precisó que había ido con otros ocho amigos de ese barrio a Siria, que dos de ellos murieron allí, y que el resto -salvo Foued Mohamed Aggad- volvieron a Francia entre febrero y marzo de 2014, antes de ser detenidos por su escapada yihadista.

De hecho, su hermano Karim se encuentra en prisión actualmente. Los investigadores creen que habían sido captado por Mourad Farès, conocido por reclutar yihadistas en Francia y arrestado en Turquía.

La vivienda de la madre fue objeto de un registro policial y el primer ministro francés, Manuel Valls, confirmó este miércoles la identificación del tercer yihadista del Bataclan, cuyo nombre quedaba por conocer y, sin entrar en detalles, hizo hincapié en que "lo importante es que la investigación avanza, que se conozcan las complicidades".

Los tres hombres que irrumpieron en pleno concierto en el Bataclan el 13 de noviembre con sus kalachnikov abrieron fuego contra los espectadores y mataron a 89 personas, además de herir a más de dos centenares. Tras cometer la matanza, se hicieron volar por los aires con los chalecos explosivos que llevaban.

Uno de los asaltantes era Sami Amimour, nacido el 15 de octubre de 1987 en París, y de nacionalidad francesa. La justicia francesa había emitido una orden de arresto internacional contra Amimour por haber violado su control judicial al que estaba sometido por un viaje a Siria en septiembre de 2013.

El otro era Ismail Omar Mostefai, también francés nacido hace 29 años en Courcouronnes, al sureste de París, condenado por ocho delitos menores -entre ellos detención de estupefacientes- entre 2004 y 2010. Desde ese último año estaba fichado por los servicios secretos como posible radical islámico.