Mabel Flores (30) es pareja del cabo primero que terminó preso luego de una denuncia por violencia de género y abuso sexual. Ahora dice "él no me hizo nada y no quiero que esté ahí".
"Yo nada más quiero aclarar que están diciendo cualquier cosa, él no me violó como todos dicen fue consentido", aclaró la mujer que es mamá de dos niños que tuvo junto al cabo primero Laprida, ahora detenido en la División Delitos de la Central de Policía sanjuanina.

Flores en diálogo con el diario Tiempo de San Juan, habló sobre la denuncia que terminó con su pareja policía, preso.

El uniformado terminó detrás de las rejas luego de que Mabel radicara una denuncia contra él por violación y una brutal golpiza el pasado domingo 6 de diciembre. Sin embargo, ella se encargó de desmentirlo. "Tuvimos una discusión pero mi hermana me vio algunos cortes en la pierna y el ojo morado y fue y puso la denuncia", explicó la mujer.

Su relato se torna inverosímil cuando intenta explicar que a los cortes en la pierna se los hizo Laprida, accidentalmente, con un reloj de muñeca y no sabe qué decir cuando se le pregunta por el moretón en su ojo y las marcas en sus brazos. Mabel se ve asustada y nada más se limita a repetir, una y otra vez, "él no me pegó".

Según la mujer todo ocurrió porque ella apareció en la vivienda de Laprida sin avisar y eso lo hizo enojar. "El domingo él me había prometido que íbamos a ir almorzar por ahí pero como no me atendía el teléfono yo pensé que estaba con otra y fui a su casa en Chimbas", contó.

Es ahí donde se desató la discusión aunque según Mabel no hubo golpiza y mucho menos una violación. "Se guiaron por todo lo que dijo mi hermana y el marido que estaba pasado de tragos", se justificó Mabel.

Desde que Laprida fue detenido el domingo la mujer ya fue dos veces a la División Seguridad Personal para "aclarar las cosas". "Ahora yo quiero que me tomen la declaración porque yo no quiero tener problemas con él y que pague por algo que no hizo", sostuvo.

A pesar de la versión de la mujer existe una exposición en la Comisaría 9na radicada por ella misma que ahora sostiene que no quiso hacer la denuncia y que "en la comisaría me dijeron que hiciera una exposición para que me quede tranquila".

Por ahora Laprida continúa detenido en la Central de Policía pero no se sabe qué pueda suceder a raíz de la retractación de su pareja y todo está en manos del Segundo Juzgado de Instrucción del juez Pablo Flores.