Su padre, Domingo Arias, sigue prófugo. El hombre dejó a la beba, de 4 meses, al cuidado de una persona en el país vecino. Está acusado de asesinar a su pareja y madre de la niña en la casa donde vivían en la villa 31 Bis de Retiro.
La Interpol halló este miércoles a Mía, la beba de cuatro meses que había sido secuestrada por su padre después de que el hombre asesinara a su madre en la villa 31 Bis de Retiro. La beba padece bronquiolitis y exhibe picaduras de insectos.

Mía se encontraba en frente a un hotel de la ciudad de Fernando de la Mora, en Paraguay al cuidado de un familiar de su padre. Las autoridades aún no dieron con su progenitor, Domingo Arias, quien tiene pedido de captura internacional.

Arias fue acusado de matar a Blanca Estela Martínez, de 38 años, cuyo cuerpo fue encontrado el 23 de noviembre pasado por uno de sus hijos mayores en la casa 169 de la Villa 31 bis. La mujer tenía un corte en su cuello y sus familiares indicaron que su pareja y ella tenían una relación tumultuosa.

"Se habían separado últimamente, porque desde que estaba embarazada se le daba por los celos, aunque últimamente estaba y la había amenazado con matarla, y llevarse a la nena", contó una prima de la víctima, identificada como Teresa.

Beba Mía