La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó este miércoles el pedido efectuado por el gobierno de la provincia de Formosa para que se le aplique en forma automática un reciente fallo en favor de otras tres provincias que frenaba la deducción del 15 por ciento de los fondos coparticipables destinados al ANSES.
La Corte Suprema de Justicia rechazó este miércoles el pedido de Formosa para ser beneficiada por el reciente fallo que ordenó a la Nación interrumpir el descuento del 15% de la coparticipación a otras tres provincias.

Fuentes judiciales informaron que la Corte desestimó el planteo al considerar que el mismo no reúne los mínimos requisitos para que se pueda valorar cuál fue la conducta que asumió esa provincia a partir de que el Estado Nacional decidió en 2006 prorrogar la deducción del 15% de la masa coparticipable.

En un fallo dictado por la Corte Suprema días atrás, se le dio la razón a las provincias de Santa Fe, San Luis y Córdoba, para que cese el descuento por los fondos coparticipables y el Estado Nacional reintegre lo hasta ahora deducido.
Tras esa decisión judicial, se levantó una fuerte polémica porque saliente presidenta de la Nación, Cristina Kirchner, firmó un decreto de Necesidad y Urgencia por el cual dispuso el cese de las retenciones para todas las provincias.
Esa medida de la jefa de Estado fue tomada como un impacto político y económico fuerte para la gestión de Mauricio Macri, que asumirá este jueves, con un déficit fiscal estimado en 350.000 millones de pesos y con la obligación de tener que reintegrar casi 100.000 millones de pesos a las provincias.
Macri evalúa dar marcha atrás con ese DNU tras asumir y la semana próxima reunirá a todos los gobernadores en Buenos Aires para mostrarles los números de la cuenta corriente de la Nación, con el objetivo de alcanzar un "acuerdo razonable".
Los jueces diferenciaron ahora la situación de Formosa con las de San Luis, Córdoba y Santa Fe, pues a estas tres últimas sí les dio la razón y obligó al Estado Nacional a reintegrar los fondos descontados. "No puede pretenderse que la Corte Suprema aplique en forma irreflexiva sus precedentes, ya que tiene el deber en cada caso de examinar y discernir si la norma impugnada reviste o no la invalidez alegada", advirtió la Corte.
El 24 de noviembre pasado, la Corte declaró inconstitucional el decreto del Poder Ejecutivo que redujo en 2001 la coparticipación federal de impuestos sin autorización del Congreso de la Nación, el cual había sido prorrogado en 2006 por el entonces presidente Néstor Kirchner.
Tal como lo había ordenado el Tribunal en ese fallo, en su nueva decisión remarcó la necesidad de que se establezca un nuevo régimen de coparticipación sobre la base de acuerdos entre la Nación y las provincias, para garantizar la remisión automática de fondos y que contemple criterios objetivos de reparto, que sea equitativo.
"En este sentido resulta necesario que el Estado Nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires emprendan el diálogo institucional que desemboque en un nuevo Pacto Fiscal Federal para establecer un nuevo régimen de Coparticipación Federal", concluyó la Corte.
El fallo también lleva la firma de Carlos Fayt, quien participó así de su último acuerdo en el Tribunal puesto que tenía prevista la renuncia a partir de mañana.