El fiscal federal Pollicita se opuso a los pedidos de exención de prisión y arresto domiciliario que solicitó el ex secretario general de la Conmebol. Ahora el juez Rafecas deberá resolver si otorga la exención de prisión o el arresto domiciliario.
El fiscal federal Gerardo Pollicita se opuso a los pedidos de exención de prisión y arresto domiciliario en subsidio que solicitó el ex secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) Eduardo Deluca, sobre quien pesa un pedido de detención y extradición requeridos por Estados Unidos en el caso del escándalo por supuestos sobornos en la FIFA. Quien debe resolver ahora es el juez federal Daniel Rafecas.

Pollicita se pronunció por rechazar los planteos de la defensa de Deluca que fueron solicitados hoy en los que se argumento de que el ex dirigente tiene 75 años y padece problemas cardíacos.

Fuentes judiciales confirmaron que el fiscal sostuvo que Deluca tiene los medios económicos como para darse a la fuga y que en caso de permanecer en libertad existe riesgo de que la entorpezca la investigación porque Estados Unidos solicitó el secuestro de información que aún no se obtuvo.

También rechazó otorgar en forma automática el pedido de detención domiciliaria. El fiscal explicó que la ley ordena una serie de requisitos, por ejemplo, en caso de problemas médicos, que en la cárcel no se puedan tratar. Ello, para el fiscal o fue acreditado en el expediente, según las fuentes consultadas.

Ahora el juez Daniel Rafecas deberá resolver si otorga la exención de prisión o el arresto domiciliario, lo que ocurriría mañana, de acuerdo a las fuentes.