El joven le había advertido a su novia que iba a desvalijar varias casas pero lo descubrieron y se dio a la fuga, y no tuvo mejor idea que sumergirse en el agua.
Un joven de 22 años murió comido por un lagarto mientras se escondía de la Policía en las aguas de una laguna en Barefoot Bay, Florida, en los Estados Unidos. Las autoridades descubrieron dónde estaba el lagarto y lo ejecutaron.

La Policía del Condado de Brevard informó a través de su perfil de Facebook que Matthew Riggins, de Palm Bay, murió el 13 de noviembre pasado después de ser atacado por un lagarto de 3,35 metros en las aguas poco profundas de la laguna.

Embed

DEATH INVESTIGATION DETERMINES THAT MAN DIED AS A RESULT OF ALLIGATOR ATTACK Matthew Riggins...

Posted by Brevard County Sheriff's Office, Florida (Official) on martes, 8 de diciembre de 2015
La novia de Riggins reveló que el muchacho le había anticipado que saldría a robar casas de la zona junto a otro hombre, pero al ver avanzar a la Policía con sus perros decidió darse a la fuga, informó el sitio BayNews9.

La familia de Riggins denunció su desaparición 24 horas después y las autoridades encontraron el cuerpo sin piernas de Riggins en la laguna unos 10 días más tarde. El resto del muchacho estaba adentro del estómago del lagarto que se movía amenazante a pocos metros.

La Policía ejecutó al animal por seguridad, para evitar futuros ataques a vecinos de la zona.