La mandataria habló tras descubrir de Néstor Kirchner en Casa Rosada y luego pronunció el que fue su último discurso oficial ante una multitud que la ovacionó en Plaza de Mayo.