El presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer, dimitió de la empresa creada a través de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que establece elección de sus autoridades desacoplados de los períodos presidenciales.
Bauer oficializó su dimisión en la noche de este miércoles a través de una extensa carta en la que señala que, a pesar de que su mandato vencía en 2017, "han sido 10 años de intenso trabajo colectivo, años de diseño, puesta en funcionamiento, ajustes, correcciones y vuelta a seguir adelante en la creación de un nuevo sistema público de comunicación".

En otro tramo del texto manifestó su "sorpresa" al escuchar en una entrevista "al propio presidente electo Mauricio Macri, a quien de corazón le deseo que Dios lo ilumine y tenga el mayor de los éxitos en su futuro gobierno, manifestar que yo estaba agarrado al sillón y que debía renunciar por un lado, por mi condición de militante, y por otro por carecer de condiciones de técnico profesional para ejercer el cargo".

Al respecto, recordó que su "formación técnica y profesional, mis estudios y mis títulos, mi carrera de cineasta, los múltiples premios obtenidos en los festivales del mundo entero y mi desempeño en la construcción desde cero de canales de televisión como Encuentro, por solo mencionar un ejemplo, queda demostrado que su juicio sobre mi capacidad no tiene nada que ver con la realidad".

"Agarrado al sillón no estoy, militante sí. Lo he sido desde mis primeros años, desde 1972 cuando tenía 13 años y entendí o por mejor decir, sentí que esa actitud era una de las cosas más hermosas que podía tener un ser humano frente a la vida, espero ser un digno militante hasta el día de mi muerte", aseguró Bauer.

Luego detalló los motivos concretos de su renuncia: "soy hombre de construcción y creo que dada la decisión del futuro gobierno de incumplir con la ley y entrar en un proceso de destitución de mi persona -que solo serviría para hacer daño al sistema de medios- y entrar en un debate de idas y vueltas sin conclusiones certeras, he decidido presentarle mi renuncia a la compañera presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el ánimo también de que esta medida sirva para que con celeridad se conforme el directorio de RTA y recomience sus tareas sin dilaciones".

Por último, manifestó su agradecimiento "a los directores de los canales y las radios, a los actores, técnicos productores y hombres de la cultura que nos acompañaron en esta etapa, muy especialmente a todos los trabajadores de RTA y Educar".

Y completó: "Ratifico mi compromiso personal a seguir trabajando por una patria más justa en los nuevos tiempos y cierro con el más grande de todos los agradecimientos a Néstor y Cristina por su lucha de todos estos años".