El juez federal Rafecas le rechazó la excarcelación al ex secretario general de la Conmebol aunque le concedió la prisión domiciliaria. A su vez, el juez tramitará el pedido de extradición solicitado por Estados Unidos.
El ex secretario general de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Eduardo Deluca se presentó este jueves detenido en los tribunales federales de Retiro y fue beneficiado con el arresto domiciliario otorgado por el juez federal Daniel Rafecas quien tramitará el pedido de extradición solicitado por Estados Unidos.

Fuentes judiciales confirmaron a minutouno.com que Deluca se presentó detenido y el juez le rechazó la excarcelación, aunque le concedió la prisión domiciliaria. Además ordenó allanamientos en las oficinas de Deluca.

Ayer el abogado de Deluca, Marcelo Caremi presentó ante el juez el pedido para ser eximido de prisión o el beneficio del arresto domiciliario en subsidio argumentando que su cliente padece problemas cardíacos y que se encuentra a derecho.

En la presentación, el abogado también indicó que De Luca, de 75 años está a derecho, y que siempre se presentó a la justicia cuando fue requerido.

El fiscal Gerardo Pollicita, que actúa en el pedido de extradición contra Deluca, y quien el viernes presentó un dictamen ante el juez Rafecas en el que le dio curso al pedido de Estados Unidos, se opuso al beneficio, pero el juez lo otorgó por la edad y los problemas de salud.

Por su parte el otro directivo con pedido de captura, José Luis Meiszner, junto a su abogado Omar Daer se presentó ayer ante la justicia federal de Quilmes.

Los pedidos de extradición serán tramitados luego de que la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, solicitó la captura internacional de 16 nuevos acusados por la investigación de corrupción en la FIFA.

Meiszner y Deluca se suman a los argentinos involucrados en el escándalo por supuestas coimas para las transmisiones de televisación de los campeonatos de fútbol internacional.

Los empresarios Hugo y Mariano Jinkis, son dos de los acusados que fueron excarcelados en la Argentina, y además el ex CEO de Torneos Alejandro Burzaco, quien cumple arresto domiciliario en los Estados Unidos.