La ex presidenta viajó a esa ciudad santacruceña, donde se instalará tras ocho años de mandato. Decenas de militantes y dirigentes del Frente para la Victoria se acercaron al aeroparque porteño para despedirla.

En medio de una calidad despedida por decenas de militantes, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner partió en un vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia Río Gallegos, donde participará esta noche de la asunción de Alicia Kirchner como gobernadora de la provincia de Santa Cruz.

Fernández de Kirchner, que pasó la noche en el domicilio de su hija Florencia en el barrio de Constitución, abordó el vuelo número 1862 que partió minutos después de las 15.30 del Aeroparque Jorge Newbery, acompañada por sus hijos Florencia y Máximo, junto a sus parejas, y su nieto Néstor Iván. También viajó junto a ellos en el vuelo el ex titular de Aerolíneas, Mariano Recalde.


Cristina aeroparque
La ex mandataria ingresó en un vehículo por la calle Pampa, fue trasladada a un salón vip del aeropuerto y de allí directamente al avión.

Desde horas del mediodía, cientos de militantes esperaban a Cristina en los hall de espera del Aeroparque.

Sin embargo, la llegada fue percibida por cerca de 500 personas que interceptaron la caravana de vehículos para brindarle afecto a la ex mandataria.

Entre ellos, se encontraba el ex secretario de la Presidencia, Eduardo "Wado" de Pedro, que pudo finalmente ingresar en uno de los autos.

Mientras tanto, una cantidad importante de militantes desplegaron una extensa bandera en el hall del aeroparque con la frase "Gracias Néstor y Cristina".