Los bañistas disfrutaron de un día de playa y aprovecharon para abastecerse de café, jugos de fruta y alimento para mascotas, aunque las autoridades desaconsejan consumirlos.
Decenas de personas disfrutaron de una pesca muy particular el miércoles pasado en la playa de Fort Pierce, en Florida, Estados Unidos, debido a las cajas de alimentos que llegaron a la costa por acción de las corrientes marinas.

Los asistentes al balneario Pepper Park encontraron varias latas de café que habían caído del barco de carga con destido a Puerto Rico, informó el sitio WPBF. Al principio algunas personas se mostraban reacias a tomar los paquetes, pero dos días más tarde el susto había pasado.

Comida en la playa

"¿Cómo sé que esto no no es obra de los terroristas? Puede serlo, hasta donde yo sé, hasta donde sabemos todos. No voy a comerlo ni beberlo", aseguró un hombre, pero sus compatriotas no se lo tomaron tan a la tremenda.

Para mediados de esta semana, las personas habían comenzado a ir a la playa sólo para buscar café, alimento para perros, fideos pre cocidos y detergente, según el sitio del canal.