Juan Ángel Napout afrontará en ese país las acusaciones por contraprestación en la venta de derechos de comercialización de torneos de fútbol en Latinoamérica y partidos de clasificación mundialista.
El ex presidente de Conmebol, el paraguayo Juan Ángel Napout, aceptó hoy la extradición a los Estados Unidos para afrontar las acusaciones por contraprestación en la venta de derechos de comercialización de torneos de fútbol en Latinoamérica y partidos de clasificación mundialista.

"El señor Napout ha renunciado a su derecho a una audiencia ante las autoridades suizas y ha aceptado ser extraditado a los EE.UU. inmediatamente para poder confrontar directamente las acusaciones a la justicia norteamericana", según el comunicado de sus abogados que publicó el diario paraguayo ABC Color.

La carta de los abogados de Napout indica que el ex dirigente, desde su elección como vicepresidente de Conmebol (2013) y como presidente de la misma después (2014) se dedicó "a la promoción y la institución de la transparencia y la reforma".

Napout, quien también ocupó el cargo vicepresidente de FIFA, fue detenido en Zúrich el jueves pasado junto con el hondureño Alfredo Hawit, presidente de la Confederación Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) y también vicepresidente del ente rector del fútbol mundial.

"Su arresto la semana anterior es contrario a todas sus acciones pasadas y el señor Napout no sólo manifiesta firmemente su inocencia, sino que también tiene la intención de luchar contra estas infundadas acusaciones", concluye el texto de los letrados defensores de Napout.

La asesoría legal de Napout tiene despacho con sede en Boston y lo defenderá en la Justicia estadounidense por haber recibido supuestos sobornos a cambio de la venta de los derechos de transmisión en conexión con torneos futbolísticos realizados en América Latina y partidos de calificación para mundiales de fútbol.

Los casos de corrupción y soborno en FIFA investigados por la Justicia de los Estados Unidos alcanzaron a 16 dirigentes, entre los que se encuentran los argentinos José Luis Meiszner y Eduardo Deluca, ambos ex secretarios de Conmebol.