Dos youtubers salieron a la calle para ver qué opinaba la gente sobre los pasajes más sangrientos, misóginos y duros de un libro sagrado, pero evitaron aclarar de cuál.
Dos youtubers holandeses salieron a las calles de La Haya para acercarle a sus habitantes nada menos que una selección de versos religiosos que presentaron como pasajes del Corán cuando en realidad pertenecen a la Biblia.

Sacha Harland y Alexander Spoor seleccionaron pasajes como "una mujer debe aprender en silencio y total sumisión", o como "no permitas que una mujer enseñe. Tendrás que cortarle la mano, no la perdones", e incluso "Si dos hombres duermen juntos, ambos tendrán que se asesinados".

"Esto es una ridiculez", opinó uno de los consultados. "No sabía que este tipo de cosas estaban también en este libro. Cortarle la mano a la gente... supongo que son así", convino una joven.

"¿Cómo podría alguien creer en esto?", se preguntó una señora, quien señaló muy resuelta: "A mí me parece que tratan de oprimirte y de hacerte creer lo que ellos creen".

"Si te criaron con este libro y este tipo de pensamiento, va a afectar el modo en que pensás", explicó un hombre muy bien vestido a lo que otro agregó: "La Biblia es mucho menos agresiva y un poco más pacífica".

Hicieron pasar versos de la Biblia por citas del Corán
La reacción del público fue diversa, pero en general todos remarcaron cómo el texto religioso choca con las normas y costumbres occidentales. "Nadie se dio cuenta de que estaban leyendo la Biblia hasta que se lo revelamos", explicaron al sitio El Mundo.

Harland y Spoor probaron así que los conceptos que las personas manejan sobre el Corán y el Islam están más configurados por los eventos actuales, como el triple atentado en París, que por el conocimiento de la religión en sí.