El Gobierno turco impuso una multa de 51.000 dólares a la red social por no eliminar un contenido que, según las autoridades, constituía una incitación a la violencia.

La Autoridad de Tecnologías de la Información y la Comunicación de Turquía multó a Twitter por no bloquear, tras repetidas advertencias, un contenido que enaltecía el terrorismo e incitaba al odio y la violencia.

Se trata de la primera vez que el Gobierno turco multa a la red social. Anteriormente solo advirtió a Twitter varias veces cuando no cumplió con sus solicitudes para eliminar contenidos.

Por ejemplo, en abril el Gobierno de Turquía bloqueó temporalmente el acceso a las redes Twitter, Facebook y YouTube bajo la resolución de un tribunal tras la publicación de una foto en que figura un procurador secuestrado por militantes de formaciones de izquierdas en Estambul.