Tras el estallido del escándalo de corrupción que azota al fútbol mundial, y que terminó con los máximos directivos detenidos, la Conmebol decidió volver a tener elecciones democráticas.
Luego del arresto del presidente del ente rector del fútbol sudamericano, Juan Ángel Napout, la Conmebol determinó en un Congreso Extraordinario que el próximo 26 de enero la confederación tendrá elecciones para elegir su nuevo mandamás.
Cabe recordar que el último acto para determinar a sus autoridades fue en 1986 en el primer período de Nicolás Leoz.

En esa jornada histórica para el fútbol sudamericano se elegirán también las autoridades vacantes del Comité Ejecutivo según expresó Valdez en conferencia de prensa: "Su conformación queda sujeto a las elecciones en cada federación".
El nuevo Comité Ejecutivo tendrá como principal objetivo realizar una profunda reforma de las estructuras de la Conmebol, incluyendo su Estatuto y administración.
Por su parte, el uruguayo le tendió un puente a las nuevas autoridades del fútbol boliviano: "No tendrá inconveniente en integrar en Comité Ejecutivo de Conmebol", en respuesta a un pedido que realizó su nuevo presidente Marco Ortega hoy en Asunción.
Esta definición coincide con la misma jornada en la que el ex secretario general de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) José Pedro Zambrano fue condenado a tres años de cárcel por el delito de legitimación ilícita de ganancias, en un caso en el que también está involucrado el ex presidente Carlos Chávez, que también estuvo involucrado en el escándalo de FIFA.