El nuevo gobernador de Santa Fe expresó que llegaba a la reunión en Olivos con "muy buenas expectativas", aunque advirtió que espera el armado de una comisión para analizar la deuda de Nación con su provincia.
Miguel Lifschitz dijo que era "una gran señal del nuevo gobierno del presidente Macri el convocar, a dos días de haber asumido, a los gobernadores de todas las provincias". "Esto es colocar al federalismo y a las provincias en el lugar que corresponde", añadió.

Desde Santa Fe, dijo, "no traemos ningún pedido en particular, venimos a ponernos a disposición y escuchar al presidente".

"Este va a ser un primer encuentro más general y tendremos lineamientos de lo que va a hacer el gobierno en esta materia", dijo Lifschitz y remarcó que el reclamo de Santa Fe por la coparticipación federal "se empezó a cumplir con el fallo de la Corte".

Asimismo, recordó que hay "una deuda atrasada en estos años que se va a analizar con el gobierno, habrá que armar alguna comisión a lo largo de la semana".