Los restos de la aeronave, donde permanecen los cuerpos de los dos pilotos muertos, se encuentran a 60 metros de profundidad en el dique de la localidad de Potrerillos. Tomaban imágenes para un reality show sin autorización.
La posibilidad de rescatar hoy los restos del helicóptero que cayó hoy al dique en la localidad mendocina de Potrerillos, en el que permanecen los cuerpos de los dos pilotos muertos, "será muy difícil" debido a que se encuentran a 60 metros de profundidad, informó el ministerio de Seguridad.

Los restos de la aeronave siniestrada, como los cuerpos de los tripulantes Carlos Alberto Zarlenga y Luis Marcelo Barrera, quedaron a unos 60 metros profundidad del lago, que tiene una profundidad máxima de 140 metros.

"Será muy difícil rescatarlos"
, ya que no se cuenta con el equipamiento técnico para llegar a los 60 metros de profundidad, reportó Seguridad.

Los pilotos "no tenían autorización para volar sobre el dique", informó el jefe de Náutica de Mendoza, Marcelo Ríos.

Los buzos que trabajan en la zona de la tragedia habrían llegado hasta los 40 metros de profundidad, donde pudieron individualizar restos de la máquina siniestrada.

No obstante, Seguridad no cuenta con el equipo técnico adecuado para llegar a los 60 metros de profundidad, ya que los buzos tienen equipos con aire comprimido cuyo alcance no puede superar los 60 0 65 metros.

A los 70 metros de profundidad, la compresión del oxígeno es muy elevada, lo que provoca que éste se vuelva más tóxico para las células del organismo, lo que pone en riesgo la salud de los buzos.

Las víctimas filmaban un reality show para el canal de cable de la cadena estadounidense de música MTV.

Ríos relató que hace aproximadamente "una semana y media, una mujer se conectó telefónicamente con nosotros para pedir autorización y yo personalmente le dije que no, porque era muy peligroso". El funcionario enfatizó que "fue un rotundo no, porque pretendían sobrevolar a tres metros de altura y traté de explicarle que era muy riesgoso y que la autorización no dependía solo de Náutica, sino también de Irrigación y de todas las áreas que protegen los espejos de agua en la provincia".

En la investigación del siniestro interviene la Oficina Fiscal 11, de Luján de Cuyo.