Al menos 23 pacientes murieron al incendiarse el sábado por la noche un centro psiquiátrico en la provincia rusa de Vorónezh, unos 500 kilómetros al sur de Moscú, informó este domingo el Ministerio para Situaciones de Emergencia de Rusia.
El fuego, que se declaró en torno a las 23 hora local del sábado (18 en argentina) y afectó a unos 700 metros cuadrados del centro, fue sofocado en las primeras horas del domingo, por lo que continúa la búsqueda de posibles víctimas mortales.

En total, 21 pacientes murieron en el mismo psiquiátrico y dos en el hospital, sea carbonizados o debido a la inhalación de humo, mientras otros 23 fueron hospitalizados, tres de ellos con pronóstico grave.

Además, otra veintena de personas han sido evacuadas y su vida no corre peligro, según las autoridades, que calcularon en unos 140 los pacientes del centro.

Aunque se desconocen por el momento las causas del incendio, el Comité de Instrucción de Rusia lo catalogó como "caso penal por imprudencia criminal".

Algunos medios sugirieron que el motivo del siniestro podría ser un fallo eléctrico en el ala del edificio donde se encontraban 74 pacientes cuando comenzó el incendio.

En los últimos años en Rusia ya son varios los casos de incendios en psiquiátricos o residencias para mayores de edad a cargo del Estado en los que han muerto decenas de personas.

En abril de 2013 un incendio causó la muerte de 38 personas en un psiquiátrico de la región de Moscú y en septiembre de ese mismo año otras 37 personas perecieron en otro centro similar en la región de Veliki Novgorod.