Desde una pizza cuatro quesos hasta un Mercedes descapotable, un yate o un compañero de piso; pocos deseos se le resisten a Yexir, un mayordomo virtual que, a través de WhatsApp, permite comprar, vender, buscar o reservar casi cualquier producto o servicio.

Yexir.com es la empresa emergente (startup) de Valencia que programó este servicio pionero en España, al que se le puede pedir "literalmente cualquier cosa", según explican a Efe sus desarrolladores.

"Yexir puede hacerte la compra y enviártela a casa, programarte unas vacaciones baratas o buscarte un dentista; solo hace falta mandar un WhatsApp", asegura el director general de la empresa, Jiaqi Pan, de origen chino, que se fue a vivir a España hace 9 años y antes vivió en Austria.

El usuario dice qué necesita y el algoritmo de búsqueda de la empresa y el equipo de operadores se encarga de encontrarlo y enviar distintas opciones "que encajan con sus necesidades".

Pan fundó la empresa el pasado julio junto con otros dos socios de 23 y 35 años y creadores ya de ocho empresas tecnológicas.

yexir whatsapp.png
"Antes no tenía tiempo para hacer casi nada y reflexioné si habría una forma de ayudar a gente en mi misma situación", comenta Pan, quien asegura que en China, su país natal, "ya existen estos servicios, te ayudan a solucionar todo tipo de necesidades".

La filosofía asiática invade todos los aspectos de Yexir, desde el modelo de crecimiento hasta la forma en que trabajan sus operadores. "Los llamamos samuráis", dice Pan. De hecho, así se publicitan en la página web del servicio.

"Seguimos la filosofía de ser ligeros, planificar lo justo y contactar rápido. Cuando llega un tipo de pedido que no habíamos atendido antes, iniciamos un proceso de selección de proveedores viendo la valoración que la gente ha hecho de ellos", explica.

Yexir crece y mejora su servicio cuantas más peticiones se hagan y más complicadas sean de resolver. "Hay gente que nos contacta para saber qué tiempo hará en una ciudad determinada. Este tipo de consultas son fáciles, basta con una búsqueda en internet, pero no nos sirven para mejorar", afirma.