El gigante chino de internet Alibaba anunció la compra del diario en inglés de Hong Kong, South China Morning Post, operación que genera temores sobre la independencia editorial de este rotativo de referencia en la excolonia británica. Por la adquisición pagaron US$265 millones.
"Nuestro objetivo es ampliar en todo el mundo los lectores del South China Morning Post, gracias a la distribución digital y a un acceso más fácil a los contenidos" comentó en un comunicado Joe Tsai, vicepresidente ejecutivo del grupo Alibaba.

"Con sus reconocidos conocimientos en especial en el internet móvil, Alibaba está en excelente posición para utilizar de la mejor manera la tecnología para crear contenido de forma más eficaz y obtener una audiencia global", comentó por su lado Robin Hu, presidente ejecutivo del diario de Hong Kong, conocido por su acrónimo SCMP.

Desde su creación en 1903, este periódico en lengua inglesa ofreció a sus lectores una visión certera de Hong Kong, excolonia británica devuelta a Pekín en 1997, y de la propia China.

Pero como ocurre en otras partes en el sector de la prensa, el SCMP fue golpeado por el derrumbe de sus ingresos publicitarios y su incapacidad para adaptarse a las nuevas tecnologías. Sus ventas y sus beneficios se han evaporado.

Además, la confianza de los lectores se ha erosionado a medida que la línea editorial se inclinaba hacia Pekín, mientras Hong Kong era escenario en el otoño de 2014 de masivas manifestaciones contra la creciente injerencia china en los asuntos de la excolonia.

Esa desconfianza se originó desde 1993, fecha de la compra del SCMP por el millonario malasio Robert Kuok, que tiene numerosos intereses en China.

Vínculos con Pekín

Ahora, los analistas temen que el SCMP pierda definitivamente toda su independencia frente a Pekín tras su compra por Alibaba, la plataforma de comercio electrónico fundada por el magnate chino Jack Ma.

Jack Ma fundó Alibaba en 1999. El grupo, descrito a menudo como el equivalente en China de eBay o Amazon, domina el mercado del e-comerce con su plataforma Taobao, que controla el 90% del mercado chino de las transacciones entre particulares.

"El diario se volvió progresivamente pro Pekín. Creo que la tendencia va a proseguir" consideraba a fines de noviembre Willy Lam, de la Universidad china de Hong Kong, cuando se anunciaron avanzadas negociaciones para la compra de SCMP por Alibaba.

"Ma tiene estrechos vínculos con el gobierno. Estoy seguro de que no querrá artículos incómodos en el SCMP", explicaba Lam a AFP. "Se benefició del sistema, entonces es lógico esperar que rehúse cualquier crítica al sistema", añadió.