River Plate tiene todo preparado para poner primera en esta aventura llamada Mundial de Clubes. Aventura que, por ahora, viene siendo esquiva para los equipos argentinos que pudieron llevarla a cabo. Basta con repasar los debuts de los tres que disputaron el certamen hasta el momento para caer en la cuenta de esto.
El Sanfrecce Hiroshima japonés será el primer obstáculo de los de Núñez y, pese a la superioridad en la previa, lo más erróneo sería confianza, ya que las tres experiencias argentinas ante equipos supuestamente inferiores en este certamen terminaron generando definiciones más que ajustadas.

El primero en disputar el torneo bajo este formato fue Boca Juniors, quien luego de ganar la Copa Libertadores en 2007 disputó la cuarta edición del Mundial de Clubes en Japón.

Y en su presentación, pese a que tenía todas las de ganar, no la pasó del todo bien. Su rival, el ignoto equipo de Túnez, Étoile Du Sahel (que había eliminado al Pachuca mexicano), se la hizo bien difícil y apenas pudo derrotarlo por un ajustado 1 a 0 gracias al tanto de Neri Cardozo en el primer tiempo. Luego, el Xeneize perdería la final ante el Milan de Italia por 4 a 2.

Boca Mundial de Clubes
El segundo en jugar el Mundial fue el Estudiantes de La Plata de Alejando Sabella en 2009, que en su presentación en aquel torneo que se disputó en Dubai también se quedó con un triunfo ajustado pese a la supuesta superioridad en los papeles.

El rival fue el coreano Pohang Steelers y fue victoria para el Pincha por 2 a 1, con los goles de Leandro Benítez. Este triunfo le permitió el acceso a la final, donde estuvo cerca de la gloria pero terminó cayendo 2 a 1 ante el Barcelona de Lionel Messi en tiempo suplementario.

Estudiantes
Finalmente, San Lorenzo de Almagro fue el tercero de los argentinos en decir presente en un Mundial de Clubes, precisamente en su última edición, la que el año pasado se llevó a cabo en Marruecos.

Los de Edgardo Bauza enfrentaron al Auckland City de Nueva Zelanda (recientemente eliminado por Sanfrecce Hiroshima, rival de River, en la presente edición) y terminaron imponiéndose por 2 a 1 (goles de Pablo Barrientos y Mauro Matos) en el tiempo suplementario. En la final, el Real Madrid de Cristiano Ronaldo los venció 2 a 0.

San Lorenzo