El nombre de Jonas Eriksson no es desconocido para los hinchas argentinos. El árbitro sueco, que es multimillonario y dirige "por hobby" será el encargado de dirigir el debut de River en el Mundial de Clubes y cuenta con un reciente antecedente arbitrando un partido de la Selección en el último Mundial de Brasil.
Eriksson tendrá como asistentes a sus compatriotas Mathias Klasenius y Daniel Wärnmark, mientras que como cuarto árbitro estará el neocelandés Matt Conger.

El árbitro, de 41 años, fue quien dirigió el partido de la Selección de Alejandro Sabella ante Suiza en los octavos de final de la Copa del Mundo, que terminó con triunfo albiceleste por 1 a 0 gracias al tanto de Ángel Di María.

Argentina Suiza
Ex futbolista devenido en árbitro, Eriksson comenzó su carrera en 1994 y en 2002 se convirtió en internacional. Sin embargo, es su historia fuera de la cancha la que llama la atención, ya que en 2005 compró el 15 por ciento de una empresa dedicada a comercializar derechos deportivos, lo que años después lo convirtió en millonario.

Pese a este detalle, Eriksson nunca dejó de dirigir, ya que, según se encarga de asegurar ante cada consulta, es "su pasión".

Así, como guiño del destino, un millonario dirigirá el primer partido del Millonario de Núñez, ante el Sanfrecce Hiroshima el próximo miércoles a las 7.30 de la mañana. ¿Traerá suerte?